jueves, 31 de julio de 2008

FC Barcelona vs. Air Berlin

AOG, Madrid


No sé si es por el verano, o es que los reinos de Taifas nunca dejaron la península del todo, pero esta noticia me tiene anonadado.


El FC Barcelona rechazó realizar el viaje de su primer equipo de fútbol de Pisa a Chicago en una aeronave de LTU, perteneciente a la compañía Air Berlín, pese a que ya había pagado los gastos del vuelo, a raíz de una polémica surgida en torno al uso de la lengua catalana en las relaciones de la aerolínea alemana con sus clientes, por lo que finalmente ha optado por desplazarse en un vuelo charter de Pullmantur.


El director general de Air Berlín para España y Portugal, Álvaro Middelmann, expresó su "perplejidad" ante la cancelación del vuelo y afirmó, por las justificaciones que han llegado a la compañía desde el club azulgrana, que "indudablemente" se debe a la negativa de la aerolínea de potenciar el catalán en sus vuelos.


Una cosa es que los gobiernos autonómicos quieran potenciar la lengua local, otra cosa es que exijan a la empresa privada, y mucho menos a la extranjera, que haga lo mismo. No tienen ese derecho.


Middelmann aseveró que "no somos apestados" por el hecho de no dedicar recursos a la implantación de la lengua catalana en los vuelos que recalen en los territorios donde se hable este idioma, incidiendo en que para la compañía no es posible llevar a cabo esta iniciativa. "No es por rechazo al catalán, sino que para una compañía alemana fomentar el castellano ya nos supone un esfuerzo muy grande", puntualizó.


Me parece increíble que los gobiernos autonómicos no se den cuenta de esto.


Mientras tanto, desde el Barcelona han rechazado pronunciarse en torno a esta polémica, que trascendió ayer en la cadena Cope, emisora que informó de que el Barcelona ha obligado al 'broker' encargado de la operación a rescindir el acuerdo y buscar otra aeronave, perteneciente a Air Pullman Tour, en la que han viajado plantilla, técnicos y el resto del personal.


La polémica en relación a Air Berlín surgió a partir de la petición que el Govern balear realizó mediante una misiva a la aerolínea, a través de la Dirección General de Política Lingüística, para que utilizase la lengua catalana en las comunicaciones con sus clientes.

Claro, porque Air Berlín, que seguramente mantiene el stock de turistas alemanes a las Baleares más que bien surtido necesita comunicarse con Hans, Franz y Greta en catalán. Claro.

Desde Air Berlín recuerdan el importante volumen de turistas que viajan a Baleares con la compañía al cabo del año, por lo que aseguraron "no entender" por qué desde el Govern se preocupan por una cuestión como ésta, cuando existen "otras prioridades mucho más relevantes".

En este contexto, hicieron hincapié en que en España hay "otras lenguas co oficiales que merecen todo el respeto" pero que la compañía no utiliza, y defendieron el "derecho de una empresa privada internacional a expresarse como considere oportuno".

Soy fan del catalán pero estoy con Air Berlín.

Una cosa es defender el catalán, y otra distinta el rasgarse las vestiduras sin necesidad.

Lo más gracioso es que dentro de unos 100 años, si no antes, las Baleares serán una comunidad casi al 100% de origen alemán, muchos pueblos ya lo son. De hecho la web del Govern se puede leer en este idioma.

¿Pedirán ellos entonces que el alemán se incorpore a las lenguas co oficiales del país?

¿Tendrá entonces BA-Iberia que dirigirse a sus clientes en ese idioma?

3 comentarios:

Hèctor dijo...

Lo que sí es cierto es que si una empresa quiere ganarse la vida en un país, sea cual sea, es lógico que se dirija a sus possibles clientes en su idioma y no en cualquier otro, independientemente que lo entiendan o no.

El problema de Catalunya o de los Paises Catalanes es que no tienen un estado propio y potente que cree el tipo de sinergias que crean los estados. Incluso hay paises sin estado que ven como empresas extranjeras o estatales se dirigen a los consumidores del pais en su idioma y no el del estado.

Es de sentido común.

Ynot dijo...

Hola, gracias por tu comentario. No estoy del todo de acuerdo. Los catalanes y los Paises Catalanes sí que tienen un estado propio. Por suerte o por desgracia ese estado se llama España. El condado de Cataluña hace siglos que dejó de ser un estado (que en el sentido moderno post Westphaliano es dudable que jamás lo fuese) viable y que, por las razones que fuesen, doblegó su potestad al reino de Aragón, otro estado que también dejó de ser viable hace siglos.

En cualquier caso, Air Berlin ya se dirije a los residentes del país en un idioma que todos tienen en común, el español. También puede hacerlo si quiere en catalán, gallego, valenciano, mallorquí, aranés, bable, andaluz y vasco. Pero como compañía independiente que es, de momento, solo lo hace en español.

Exigirle que se meta en el trapo de los nacionalismos peninsulares es una locura. No es necesario.

Un saludo

Hèctor dijo...

Después de haber leido tu post entiendo que no estés de acuerdo conmigo. Intentaré rebatir algunos puntos de tu razonamiento:

Primero és que Catalunya y los paises de ámbito cultural catalán están (que no tienen) en, básicamente dos estados. Hay uno que sí que és estrictamente catalán (siempre culturalmente hablando) que es Andorra. Los demás son estados que han ido siempre a la contra de la nación catalana (y de cualquier otra atrapada dentro de sus fronteras políticas) y nunca han significado nada bueno para nuestra nación. Es inconcebible que un "estado propio" vaya siempre a la contra de "su nación" o una de ellas y que además durante gran parte de la historia intente aniquilarla del mapa. Esto no solo lo ha hecho el estado español sinó también el francés (y con más éxito).

Y no entiendas este razonamiento como un comentario con desdén o resentimiento, ya que no lo es. Es simplemente una explicación del echo en concreto.

También hablas de idioma común. Convendrás conmigo que lo de idioma común se aguanta por los pelos. Para los catalanes, nuestra lengua común es el catalán, y más pensando que hay catalanes que no entienden el español ni lo hablan (Catalunya Nord, l'Alguer y muchos catalanes de la diaspora). Por tanto yo entiendo que si una empresa nacional (catalana) o extrangera quiere hacer negocio con la gente de este país lo mínimo es que se dirijan al cliente en su lengua y no cualquier otra. Si lo miras bién es de perogrullo.

Aun más. Caes en el típico error de separar nuestra lengua en varias como si el mallorquin, el valenciano, el andorrano o el gerundense fueran lenguas. Una cosa es una lengua y la otra son dialectos o variantes. Me suena tan surrealista como el hablar de la lengua mexicana, la española, la andaluza, la extremeña o la argentina por separado cuando todo el mundo sabe que son la misma lengua.

En un mundo globalizado y ultraconsumista donde el derecho sagrado es el comprar y el vender es difícil de exigir a las empresas cosas. Pero presionar para que una empresa use mi lengua para que yo le compre pués entiendo que es justo. Justo y beneficioso para la empresa. Todos los consumidores les será más cercano un producto o una empresa si le habla en su lengua y eso no hace falta que te lo ejemplifique porque tu también eres consumidor y hablante, como mínimo, de una lengua.

Aun te diré más. En una zona del mundo donde dos lenguas superpotentes como la francesa y la española (sin hablar ya del inglés) han diezmado el número de hablantes de otra lengua no tan potente pero igual de digna, es normal que se exija aun más respeto y dedicación por parte de todos.

Espero que entiendas que escribo todo esto desde el más pulcro de los respetos a todas las lenguas. Los ciudadanos del mundo con lenguas minorizadas e incluso medianas o pequeñas somos más conscientes de los problemas que tienen estas lenguas y culturas y, sobretodo, aquellas que no tienen un estado que este a favor de sus intereses, su protección y difusión.