domingo, 24 de febrero de 2008

Y en Cuba, todo siguió igual

AOG, Madrid

El Parlamento cubano ha elegido a Raúl Castro como el sucesor de su hermano Fidel en la jefatura del Estado. Se habla de buscar una solución a los problemas económicos a la china: apertura al capitalismo. Es de esperar que los de arriba que sigan arriba, y los de abajo, abajo.

¿Y de qué manera piensa la intelligentsia cubana seguir el modelo chino?

A saber: un modelo que ha convertido a China en la factoría del planeta en la cual la polución está a la orden del día y donde se ha conseguido reproducir las desigualdades del capitalismo, pero sin sus oportunidades ni libertades o derechos. Y yo me pregunto ¿Es este el modelo que quiere conseguir Cuba?

Las desigualdades en la isla hace años que ya existen. Una entrada en el capitalismo sólo las acrecentaría. ¿Me puede alguien explicar para qué sirve un sistema político "comunista" en un país de economía "capitalista"?

En fin, como toda dictadura, los Castro harán lo imposible por mantenerse en el poder. Aunque se hunda el país. Aunque se mueran los cubanos de hambre. Aunque el mundo entero los considere unos párias. Mientras la gerontocracia corrupta, anacrónica, privilegiada y ahora, dinástica, de Cuba pueda seguir en su sitio, ya se puede hundir el mundo entero. Ellos primero.

Raúl Castro ejerce la presidencia provisional debido a la enfermedad intestinal que sufre el legendario Fidel desde hace 19 meses. En ese momento se convierte en el primer relevo oficial en la isla desde 1959, cuando fue derrocado el dictador Fulgencio Batista.

Ahora, él será el nuevo dictador.

"Fidel es insustituible y el pueblo continuará su obra cuando no esté físicamente", ha dicho Raúl. Eso piensa este anciano.

Me pregunto qué pensará el pueblo cubano.

Viva la Revolución...¿?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

anthony viva el coma andante! jjjjj

Goriaïnoff dijo...

¡Y sus mujeres! :o)