martes, 13 de abril de 2010

Io Sono L’Amore

AOG, Madrid

Este fin de semana tuve la oportunidad de ver la película de Luca Guadagnio "I am Love" (Io Sono L'Amore), protagonizada por Tilda Swinton y una magnífica Marisa Berenson, entre otros.

 
Me pareció un film magnífico. 

Elegante, precioso, sorprendente, familiar, lujoso. 

Sin desvelar mucho, la película trata la historia de una familia milanesa adinerada en la cual el personaje de Tilda Swinton, una mujer rusa, está anclada.

 
Recuerdo hace años cuando leí la novela de Aldous Huxley, "Un mundo feliz" (Brave New World) me asombró la mención que hizo de algo parecido al cine, que él llamaba "The Feelies". Es decir, era un sitio donde, supongo, las películas (o funciones) además de verse, se "sentían" y se olían para suplir la falta de emociones por parte de la población del aquel mundo.

 
De siempre, en el cine, mis ojos han estado dispuestos a dejar caer lágrima tras lágrima en cualquier escena melancólica, o triste. 

Pero además de llorar, no creo que una película me haya hecho sentir algo.

 
"I am Love", lo consigue. Me percaté hacia el final de la misma, cuando me sentía completamente arrebatado por las imágenes, además de fatigado emocionalmente. 

Aquí el trailer, no creo que tiene desperdicio.


 
 

Del título diré que me pareció curiosa la traducción al inglés: "I Am Love" (Yo soy Amor). 

Peculiar, por lo menos para mí que siempre navego por estos mares del síntax, porque Io Sono L'Amore, es "Yo soy el amor", y no, "Yo soy amor" (I Am Love).

Obviamente ambas frases son distintas y tienen un significado diferente.
 

 

2 comentarios:

ALEX B. dijo...

Debe ser un poema ir a ver una pelicula romanticona-drámatica contigo.jaja.
me apunto.
(estaré al tanto de Io sono amore, para echar unas lagrimitas)
saludos.

Ynot dijo...

Alex B, más que un poema, ¡es un aquelarre!

Te aconsejo mucho la película.

Un saludo